Vuelo a Pekín con anécdota

Durante mis diferentes viajes a China nunca me pasó nada similar. ¿Quién ha viajado sin que le ocurra nada durante un trayecto?

Volar a Pekín fue toda una hazaña. Mi último vuelo a Pekín en el año 2007 tuvo una pequeña anécdota.

Cuando estábamos realizando el control de la aduana, nos encontramos al mismísimo Lionel Messi en el Aeropuerto Internacional de Pekín. Estaba promocionando la marca Pepsi y como no, algunos de mis compañeros de viaje pudieron tomarse una instantánea con él.

Messi en Pekín, China

Nuestro viajé fue directo desde Frankfurt a Pekín y el trayecto duro poco más de 10 horas.

El viaje de 15 días por diferentes ciudades chinas fue impresionante. Empezamos nuestra aventura por la capital y finalizamos el viaje en Shanghai.

Recuerdo mi estancia en el Sheraton Beijing Dongcheng Hotel, un lujoso hotel de 5 estrellas muy bien comunicado con el resto de la ciudad. Para entonces el calor era sofocante y el cielo era inexistente.

Como viajaba sin acompañante, me hospedé en una Doble Deluxe con vistas a la ciudad. El servicio del hotel fue muy profesional, en especial el servicio de habitaciones.

Después de una intensa jornada de turismo por Pekín, lo más relajante fueron los tratamientos de masajes en la habitación.

Quisiera compartir algunas fotos de mi estancia en Pekín, la primera y última vez que estuve en la capital china.

Al llegar a la ciudad, nos desplazamos en los famosos ‘Beijing Rickshaw‘ por la zona antigua de Pekín (hutongs).
Pekín 2007

Por la tarde fuimos a la gran Ciudad Prohibida, el centro de Pekín. Era tal y como lo había visto en vídeos y fotos.
Pekín 2007

Dentro contemplamos la gigantesca Pagoda del Cielo de Pekín.
Pekín 2007

Y después emprendimos un largo viaje en autobús a la Gran Muralla China. ¡De vértigo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *